viernes, 25 de diciembre de 2015

Gula parte 2

No recuerdo cuanto tiempo pasó desde qué caímos, todo estaba oscuro, sólo el resplandor fluorescente de la varita luminosa de Marco nos iluminaba, la cabeza me dolía y me sentía desorientado, veía a Marco y a Liz, de pronto escuchamos un sollozo, Marco se levantó con la varita luminosa en la mano e intentó buscar en la penumbra, la cueva era silencio total, los sollozos se olleron nuevamente, Marco corrió en dirección a ellos. En la oscuridad escuché a Liz acercarse a mi; ~¿Te encuentras bien? ~ La cabeza me duele, ¿Y tú? ~Creo que me torcí el tobillo, no puedo caminar bien, Marco pensó qué no soportarías la caída. Liz me abrazó, ya no tenia rastro de la borrachera, estuvimos un rato abrazados hasta qué vimos la luz fluorescente de Marco, sus pasos eran rápidos, como si hullera de algo, se sentó frente a nosotros, si rostro mostraba preocupación y miedo; ~Cynthia está atrapada~ dijo con voz quebrada, parecía que estaba por empezar a llorar ~ podríamos intentar sacarla de donde está, pero no creo qué pueda volver a caminar. ~Debemos intentarlo~ dije mientras me levantaba, el dolor en mi cabeza se intensificó, pero logré mantenerme en pie. Caminamos en la oscuridad por unos minutos, guiados por el fulgor de la varita luminosa, cuando llegamos a donde estaba Cynthia casi me desmayo de la impresión, solo podía verse el brazo izquierdo de ella, estaba atrapada entre dos grandes rocas, sólo podía verse desde el codo hasta la mano, su bicep y su hombro estaban prácticamente aplastados, podía ver su cara por la separación entre las rocas, en la cabeza tenía una gran herida de la que brotaba la sangre. Me recargué en la pared de la cueva y me quedé dormido, cuando desperté estaba solo, Marco había hecho una pequeña fogata con unas raíces, tomé una raíz lo suficientemente larga para iluminar mi camino, me acerqué al lugar dónde estaba Cynthia, el terror me heló la sangre, Cynthia estaba muerta, a su brazo le faltaban partes de la carne y estaba cubierto por una especie de telaraña plateada, de la herida de su cabeza estaba creciendo una especie de hongo de color rojo, cuando mi pequeña antorcha se apagó la oscuridad cubrió todo de nuevo. Después de un par de minutos noté un fulgor verde a la distancia, caminé torpemente en la oscuridad hasta alcanzar la luz, el fulgor resulto ser la varita luminosa de Marco, la tomé para mirar al rededor, en un rincón oscuro divisé un bulto extraño, caminé hacia el con un vacío en el estómago y un nudo en la garganta, el bulto parecía un capullo de color gris opaco, en la parte baja tenía una especie de telaraña de la cual estaban creciendo unos hongos similares a los que tenia Cynthia, me acerqué un poco más para mirar bien el bulto, y mi temor se volvió realidad, el bulto, era el cadáver de Cadmiel, su piel estaba seca y de ella crecían más hongos, retrocedí asqueado, y con el corazón acelerado, de pronto escuché el sonido de unos pasos en la oscuridad.

sábado, 19 de diciembre de 2015

Gula parte 1

A veces la desesperación nos hace cometer crímenes imperdonables, cosas que de otra forma nunca hubiéramos hecho, yo tenia 20 años en ese momento, el grupo era de 5 personas, Marco, Cynthia, Cadmiel, Liz, y yo, al empezar el viaje todo era risas y diversión, un grupo de jóvenes pasando el verano en una cabaña cerca del lago, la idea no era tan mala, Cadmiel fue el encargado de conseguir el lugar y cuando nos dijo que tenia el lugar perfecto todos nos alegramos. El lugar era sumamente hermoso, la cabaña, estaba en medio de un bosque de pinos y a pesar de que debíamos caminar media hora para llegar al lago, el lugar era perfecto, el primer día que estuvimos allí, el guardabosques vino a visitarnos, nos dijo que tuviésemos cuidado al ir hacia el lago, un grupo de protección ambiental acababa de encontrar una especie de tuneles, y podía ser peligroso, esa noche comimos y bebimos, y todos decidimos buscar los tuneles, ese sabor a prohibido era demasiado tentador. Al día siguiente bajamos al lago, todos con ropa ligera, y un poco de comida para hacer un picnic junto al lago, para llegar al lago debíamos bajar una escalinata de piedra con barandales de bambú, la cabaña estaba en terreno alto para no afectar la fauna local, nuestro descenso fue tranquilo, a pesar de que yo tenia una extraña sensación, como cuando sabes que algo malo esta por suceder, disfrute la caminata al lago con los chicos. Al llegar al lago Liz y Cynthia corrieron a meterse al agua, Marco, Cadmiel y yo pusimos un viejo asador que llevamos para preparar la comida, yo fui el primero en ver la cueva, a unos 200 metros había un conjunto de rocas grandes y entre ellas, un agujero irregular de unos 2 metros en su parte mas ancha, pasamos todo el día nadando y jugueteando en el agua hasta que Liz, bajo influencia de las cervezas, dijo que fueramos a ver el agujero. El agujero tenia la apariencia de ser una madriguera, por la forma en que estaba excavado, pero por las rocas irregulares que lo rodeaban me daba la impresión de ser una boca, extraña y oscura, todos observamos hacia adentro del agujero intentando ver algo, Marco arrojo una varita luminosa, de las que se utilizan en emergencias, la vimos caer por un rato hasta que se perdió de vista, como dije el agujero parecía una madriguera, la caída asemejaba a un tobogán de tierra, por lo poco que logramos ver con la varita luminosa, conforme descendía el agujero se ensanchaba cada vez mas, como si fuese un embudo, busque al rededor algún tipo de señalización que indicara que están trabajando allí, pero no encontré nada, el guardabosque dijo que habría un grupo de proyección ambiental, pero no había señas de nada, supuse que esta no era la entrada principal. Estuvimos un largo rato viendo el agujero, de pronto, sentimos una fuerte vibración, las piedras pequeñas de alrededor comenzaron a caer en el agujero, me arrodillé para evitar caer, un segundo después una vibración más fuerte, hizo qué las piedras cayeran con nosotros en ellas.

miércoles, 11 de noviembre de 2015

Caer

Sin decir adios te alejas,
perdiendote entre la niebla,
y sin saber porque, lloro otra vez,

Inmóvil dejas mi pútrido ser,
llorando te veo partir;
y mi alma cae al abismo.
Intento tomar tu mano otra vez,
pero tu estas tan lejos.

Recuerdo los dias en que así era,
en que caminaba contigo
y lejos de tu lúgubre espíritu;
la lluvia cubre mi cuerpo,
que ahora siento caer
con cada latido de mi corazón.

Me hundo mas entre las sombras,
sin decir adios, lloro por ti,
con cada lagrima me pierdo entre la niebla,
cayendo cada paso que nos separa,
incinerando mi cuerpo en el abismo.

Si tan solo pudieras oír,
aquellas dos palabras que te grito,
esas palabras que son mi llanto
me duele tanto el saber que te vas.

Sin saber que decir
mi cuerpo se rinde esta vez;
y el recuerdo de esta lúgubre escena,
de nuevo me hace... caer.

domingo, 8 de noviembre de 2015

Musa

Muchas veces la gente me pregunta como consigo escribir tanto, yo solo les sonrio y digo, no soy yo el que escribe, es el diablo que me toma las manos cuando estoy delante de mi maquina de escribir, normalmente caen en su risa idiota como si fuera el mejor chiste del mundo, ojala lo fuera.

Compre esa maquina de escribir hace ya varios años, la forma en que sucedio fue cuanto menos curiosa, por esos años la depresion me tenia prisonero en su espiral caotico, me pasaba la mayor parte del tiempo en carretera, recorria el pais abordo de una vieja Indian reconstruida, era una bella motocicleta, rodaba casi todo el dia y cuando el dinero comenzaba a escasear me detenia en algun pueblo a orillas de la carretera, buscaba algun empleo temporal por un mes o dos y volvia a la carretera como si con cada kilometro los recuerdos dolorosos quedaran atras.

Si lo preguntan no tengo hermanos y mis padres fallecieron cuando yo era pequeño, pase gran parte de mi infancia en un orfanato, pero eso es historia antigua, un dia de esos en que me detenia en algun pueblo fue que encontre esa maquina de escribir, tan reluciente la pequeña bastarda en su aparador, la tienda era una vieja tienda de antiguedades, estaba en un edificio antiguo con la pintura de la fachada descarcarada los cristales opacos, desde el otro lado de la calle el edificio de dos plantas se veia imponente y gris, desentonaba de los demas edificios de la zona lo que le daba un aire melancolico y atrapante.

Tarde casi un mes pasando por esa calle obserbando la maquina en su aparador, sentia casi como si me guiñara el ojo, como si fuera consiente de mi precencia y me coqueteara, cuando por fin consegui el dinero suficiente para comprarla lo primero que hice fue montar mi motocicleta y dirigirme a la tienda acelerando hasta el limite permitido, el motor de mi Indian rugia con fuerza al igual que mi corazon, me detube justo delante de la tienda y la mire mientras me bajaba de la moto, ella seguia ahi tan inmaculada y me sonreia, no me pregunten como pero lo sabia.

Tome un poco de aire antes de entrar a la tienda para calmar mi emocion, me sentia como niño en navidad, justo antes de abrir sus regalos, al abrir la puerta, el melodioso sonido de las campanas de viento sobre la puerta me hicieron sonreir, la tienda estaba escasamente iluminada, la poca luz creaba una atmosfera magica, el aire estaba inundado por un olor a resina y barniz, me encamina hacia el mostrador apenas conteniendo la emocion, el encargado de la tienda salio de una cortina tras el mostrador, supuse que alli estaria su taller, el tipo media aproximadamente 1.80m, su piel clara contrastaba muy bien con su cabello rojiso y sus ojos grises, vestia un traje blanco muy pulcro, con apenas un par de arrugas.

-¿En que puedo ayudarle mi amigo?- dijo con una voz grave y una expresion de alegria- Tengo buen precio en algunos muebles.
- Me interesa la vieja maquina de escribir.- su expresion se ensombresio en una extraña sonriza
-Pertenicio a una escritora muy famosa del siglo pasado, aun funciona muy bien.
-¿Cual es el costo?
-$3500, pero te la dejare en $2500 noto cierto interes por ti. - pague la maquina y me la entrego en un caja de carton, cuando sali de la tienda escuche que el tipo dijo algo como "que seas feliz" o "haste feliz".

Al llegar al departamento que estaba alquilando prepare un escritorio y una sila comoda, en la secundaria ya habia tenido alguna practica con maquinas de escribir asi que fue facil prepararla, comence tipeando algunas palabras al azar, las teclas redondeadas se sentian muy bien en las yemas de mis dedos. Esa noche tube un sueño muy extraño, vi a una mujer muy hermosa en un vestido de seda, su piel blanca y cabellera rubia le daban un aire espectral, se acerco a mi y me beso muy dulcemente, me dijo que siempre estaria a mi lado, su voz era muy dulce como el canto de un ave.

En las siguientes semanas no pare de escribir en la maquina, solo paraba para comer y dormir, una noche en la madrugada comprendi lo que dijo el tipo de la tienda, tenia dos dias sin escribir nada, sali a buscar trabajo sin exito, sentia una extraña sensacion, como lo que experimentan los adictos cuando pasan cierto tiempo sin su dosis, cuando llegue a casa, senti su enojo, esta alli sobre el escritorio observandome, me acerque a la maquina de escribir y acomode mi silla, justo antes de empesar a escribir senti una pesades muy grande en mi cuerpo, estire mi manos y senti como unas manos invisibles me tomaban por las muñecas apretando con fuerza, mis dedos se movieron solos y escribieron "No vuelvas a dejarme", llore mientras le pedia perdon, esa noche termine mi primer novela, ella hizo todo, movio mis dedos hasta que sangraron y algunas uñas se me calleron, escribio hasta el amanecer.

No recuerdo cuando me quede dormido, pero al despertar tome mis cosas, y monte mi motocicleta para ir a la capital, antes de abandonar aquella ciudad quise visitar la tienda donde compre la maquina, el edificio estaba ahi pero lo que era la tienda ya no estaba, los cristales estaban rotos y la puerta estaba bloqueada, aun conservo esa maquina que me habla en sueños y en ella he escrito mis mejores obras asi que me crean o no esta es una buena historia.

sábado, 7 de noviembre de 2015

Luna

Cae la noche y regreso a tu pecho
en ese extraño juego de amor y deseo
y ella siempre esta ahi observandonos
Silente esperando, Sola esperando
Perdidos en un vals de miedo y esperanza
sintiendo escapar el alma en cada suspiro
y se detiene el tiempo bajo su manto
y siempre a estado esperando
llorando mil estrellas
Ella, silente esperando,
siempre ahi observando
En el viento se escucha la sinfonia del amor
inundando tu alma de amor
temeroso y sombrio digo tu nombre
me miras, y en tus ojos; Ella
mirandonos, amandonos, cuidandonos
sola esperando
Y en el cielo no hay nube alguna
y la tierra detiene su marcha
Ella siempre estara ahi
con su hijo en el vientre
silente esperante
en medio del cielo; deseando
cuidando, curando y embriagando de filosofia
los corazones nocturnos
solo, la luna sola
sola, la luna esperando
esperando, la luna, amando.

Polaris

Luz azul que ilumina mi trizte camino,
son de las flautas que arrulla mi alma,
eres el silencio previo al grito de jubilo,
la felicidad del alba,
el brillo etereo de la luna,
vivo perdido en el mar de tu cabello,
oculto tu nombre, en las frases que no digo,
luz en el alma, brillo en el vacio.
Y yo tu caballero perdido,
la sombra que sigue tu camino,
la silueta que dibuja tu cuerpo desnudo atraves de la
cortina,
agua que bebes en mis labios,
soy tu en mi y yo en ti, dos cuerpos un solo ser,
alegria de la vida, somos la lluvia y el sol.
Veo el arcoiris en tus ojos hermosos,
en cada palabra que dices,
en cada oracion que callas,
eres la estrella que me guia en la negra noche,
vivo para amarte,
en lo eterno de tus besos.

Anestecia

Necesito una inyección de filosofía
para curar esta infección de vació
pues esta afleccion me limita a vivir sin sentir
necesito una transfusión de besos
para despertar del coma a mis labios
necesito una dosis diaria de ti
para curar mis heridas del alma
un buen jarabe de Otei
para levantarme de esta cama
y ser feliz

Nocturno Misterio

Fue la noche,
que con su misterio cambio tu esencia,
o las estrellas,
que con su magia te enamoraron,
de una sombra nocturna que por ti vela.
Fue el silencio,
quien te enseño a decir TE AMO,
fueron las sombras,
que te vistieron con su desnudes,
de quien en el beso,
del que da su alma al enviarlo,
o de esos labios que con anhelo lo reciben.

Besos vacios

Besos vacíos con sabor a nostalgia,
caricias heladas con roses distantes.
Vacio de la noche, negrura del alma.
Revienta el corazón gélido,
apretado por la rabia y la angustia.
Se secan los labios,
sedientos de perdón, perdidos.
Fuegos fautos en tus ojos,
luces de muerte que drogan mi alma.
Cae sobre nosotros la cortina nocturna,
manto estrellado, luna guardiana.
Solo el corazón vacio,
hambriento de amor, deseo y cariño.

viernes, 6 de noviembre de 2015

Ocarina

Solo buscamos nuestro pedazo de oscuridad,
una nota disuelta en el silencio,
un fragmento de fotografía tatuada en el aire.
Buscamos una rosa,
una pluma y el dulce sonido
de interminables noches escuchando una ocarina
bajo la luz de la luna llena.

Deseo

Juguemos a desconocernos
a tocarnos bajo la piel
dejemos de ser esposos para ser amantes
Juguemos a pecar
a engañarnos el uno con el otro
seamos fantasmas de deseo
quiero escuchar tu respiracion agitada
Te invito a desnudarnos en fugaces miradas
a prender la carne con besos
a juntar nuestros labios en la oscuridad
rocemos los cuerpos ardientes entre las sabanas
alcancemos el cielo en este baile
se mi amante esta noche.

[Agradecimiento a Ana por la imagen]
http://www.facebook.com/Ana-37856332222398/

Rosas

Rodean mi cuarto,
como la sombra de la noche,
trozos de luna disfrazada
de mariposa cambiante.
Invaden mi alma,
toman mi mente,
con su embriagante aliento,
despierto y han tomado mis sabanas,
levanto la mirada al techo,
y mis ojos son sus pétalos.
Una palabra ahogada,
un intento del águila por volar.
Están por todas partes,
y todas dicen tu nombre,
y todas huelen a tu cabello,
a tu cabello negro,
tienen el color de tus ojos.
Y al tomar una,
es como si tomara tu mano.
Una rosa, un sueño.
Una idea, una rosa.
Trozos de luna que dicen tu nombre,
rosas que toman mi corazón.

Funeral

Y estoy aquí, frente a tu inerte cuerpo,
reposas con tu lúgubre vestimenta reflejando lo sombrío de tu ser,
cuatro sirios encendidos guardan tu alma inocente.
Partes de promesas muertas retumban en mis oídos, resos vacíos que guían tu esencia.
Personas sin rostro llorando tu ausencia,
recuerdo tras recuerdo derramo mis lagrimas,
observando la fragilidad de la vida,
deseando ser yo quien allí repose.
La fúnebre lluvia presencia tu ultima despedida,
desciendes en aquel sepulcro mientras los cánticos de tu familia guían tu alama a los cielos,
te obsequio una ultima rosa, para que cuide tu esencia.

Nada

Somos nada, somos viento,

somos lluvia y nada somos.

Vemos todo y somos ciegos.

Amamos y estamos solos,

somos tiempo y somos nada.

Hablamos sin decir palabras,

creemos en el mañana

y solo existe el hoy.

Somos brisa y aquí estamos,

cuerpo inertes intentando vivir,

y aquí estamos teniendo todo,

teniendo todo y siendo nada.

Amando la oscura noche y amando el silencio.

Viendo el mundo a través del humo,

humo de un cigarro consumido.

Viendo la vida en gotas secas

de una botella de alcohol.

Deseando ser libres y encadenándonos,

tocando el cielo y cayendo a la nada.

Eso somos, frió silencio y oscuridad,

fotografías que consume el fuego,

pedazos de películas que nadie recuerda,

murales pintados en castillos flotantes,

lobos tristes aullando a la luna,

amantes marchitos soñando vivir.

Aprendices de hombre que quieren ser nada,

que sueñan con muerte y viven durmiendo,

intentando luchar y rindiendonos a cada instante.

Pobres ricos, ricos pobres.

Rostros reflejados en copos de nieve,

figuras invertidas de lo que deseamos,

simplemente somos pedazos de nada,

cuerpos vestidos de su desnudez,

hojas secas que esparce el viento.

Soñe

Soñé con una luna llena que me recordó a ti,

me vi volar entre la niebla homicida

que emitía tu piel,

sentí el frió entre mi ser.

Me arranque la piel y deje brotar la sangre de mis venas,

corte el silencio con un aullido,

tu nombre volo como las alas de tu ser.

De mi interior saliste tu y volaste hacia el mar

Fundí mi mente con el universo,

y te vi besándome, te vi acariciando mi ser

y no supe como volver a ser libre

lunes, 2 de noviembre de 2015

Otei

Despiertame del sueño de la vida, dejame escribir la noche en tu cabello, quiero ser tu, dentro de mi, duerme mi alma con tu dulce magia, toma mis manos con tus suaves petalos, llena mis pulmones con tu dulce esencia, vuelveme loco, para de nuevo estar cuerdo, quiero tatuar tu cuerpo en las estrella, escribir tu nombre en la luna, amame, cuidame, llevame al infinito, hazme feliz.

Quiereme a morir, llevame al infinito, ahogame en el dulce mar de tus ojos, hazme feliz.

Fantasma

Transparente y serena atraviesas mi ventana

te cuelas entre mis sabanas como el sueño mismo

tomas mi cuerpo entre tus etéreos brazos

estoy dormido y parce que estoy despierto

siento cada roce de tus níveas manos

un leve beso en mis labios

un sueño del que no quiero despertar

tu foto en mi mesa parece observarme

y en mi piel siento tu calor otra vez,

escondida en la oscuridad posees mi cuerpo

congelas mi corazón con el calor de tus besos

un rayo de luz entra despacio en la habitación

como la niebla de la mañana

te desvaneces, mientras abro los ojos

intento tocar tu mejilla pero te has ido

mi reloj que se a detenido

dos minutos para la media noche

la hora en que nos encontramos por primera vez,

tiempo eterno sin ella vivir mas no puedo

cubro mi rostro con mi almohada

esperando ver tu sonrisa en la oscuridad

duermo otra vez esperando sentirte

sueño que puedo tocarte

que estas abrazándome como aquellas noches

vivo, creo y sueño con tu recuerdo

el fantasma en las cortinas

la sombra en mi recamara

el sombrío sueño de volver a estar juntos.

Desnuda

Una vez mas sobre mi te encuentras,

desnuda como antes, desnuda como nunca,

siento el roce de tus labios en mi pecho,

tus manos desgarrando mi piel,

tus movimiento queman mi alma y mi cuerpo,

recorro con mis manos tu cuerpo desnudo,

desnuda en la lúgubre noche infernal,

inyectando lujuria en mis venas,

el roce de tu cálido vientre en mi cuerpo,

destruye la poca cordura que nos queda,

el níveo roce de tus senos en mi pecho me corta la respiración,

amante marchita que mi vida roba,

consumiendo la piel de ambos en profano contacto,

otra noche sobre mi, sobre mi desnuda te encuentras,

desbordando pasión y deseo con cada exhalación,

susurrando mi nombre, elevado como himno al cielo,

en el bello cántico de la pasión,

congelando el infierno con el solo roce de tu piel,

entre hojas secas desnuda,

desnuda entre mis brazos,

desnuda en cuerpo y alma,

y yo tu amante sombrío,

elevo tu alma al cielo con el roce de mi cuerpo,

susurrando TE AMO.

Niño Sonriente

Para Eddard…

Risas envueltas en alegres gritos,

movimientos leves,

tus manitas intentan sujetarme

te veo a mi lado y tus ojitos miran fijamente,

levantas tus piesitos intentando comerlos,

es tan tierno el momento

verte descubrir el mundo

que sonrias al verme

que con gritos y gemidos me digas todo,

por que las palabras no bastan para describir el momento,

siento tu mano en mi nariz que aprieta con fuerza,

lentamente te vas acercando a mi,

no quieres dormir solito mi niño sonriente,

y yo aquí acostado a tu lado,

me siento tranquilo, completo,

aquí estaré esta noche y todas las que están por venir

cuidandote de las pesadillas,

cazando fantasmas,

para que nada interrumpa tu sueño,

vivo para ti, soy tu guardián en la noche

yo te cuido mi niño sonriente.

sábado, 31 de octubre de 2015

Soledad

He recorrido tantas veces esta ciudad,

perdido entre sus luces y el rock and roll

caminando entre la lugubre muerte y el destino perdido

hace ya tanto tiempo que murio el rencor

pero la desesperacion aun vive tras mis ojos

solo espera que encienda el cigarro para gritar ¡Salta!

espera que marque otra vez para recordarme tu ausencia

He caminado mil veces este sendero

que la oscuridad reina

y el llanto me persigue mordiéndome los talones

espero escapar de tu prisión de piel morena

de esos labios que me devoran

de esas manos que me llevan al infinito

la luna me lo recuerda con su luz

y el lamento de la guitarra

que resuena a lo lejos dice tu nombre

Soledad, siempre silente, siempre eterna,

observándome, deseándome, acompañándome,

Al caer la noche en esta ciudad,

solo reinara el silencio, la luna llena

y mi compañera la soledad

martes, 27 de octubre de 2015

Ignis

Alma de humo y cuerpo de ceniza

Dime ¿que sientes cuando mis labios rozan tu cuerpo?

Un fuego interno me consume

En lo tormentoso de mi dia a dia,

siento que te acercas a mi,

una paz me llena cuando estas entre mis manos,

Desde las sombras sueles observarme

y tu fria mirada me lacera,

Dime, ¿que sientes cuando mis dedos te tocan?

sin ti la vida torna en huracan,

y solo espero la lugubre luna para sentir tu calor,

tu mortuorio beso me consume

y mientras te veo partir esta duda me consume por dentro

Alma de humo y cuerpo de ceniza

Dime ¿que piensas cuando no te toco?

¿Es tan fria tu vida sin mi como la mia sin ti?

En una tempestad, sin ti muriendo

Alma de humo y cuerpo de ceniza…

Dame tu calor una noche mas ¿porque te alejas de mi?

la distancia nos destruye lento; veo la lluvia caer sobre mi

Hay veces que no se que decirte

Este fuego consume mi alma,

Alma de humo y cuerpo de cenizas

No sueltes mi mano otra vez,

el fuego me consume sin ti

Fuego Fatuo

Luces rojas y azules sentellean en la hoche, cual estrella fugaz que se pierde en el horizonte. luces de muerte que hostigan mi noche, insomnio errante pose mi sueño. Tu recuerdo esta perdido, consumido por las llamas del fuego fauto, borrado como un dulce sueño al despertar. Luces de artificio inundan mi alma, con su brillo infinito laceran mi espiritu, y en un silencio dormido por tu dulce aroma, mi corazon se quema en el fuego fauto

Epidemia de Melancolia

nubes grises cubren la luna, lluvia sempiterna cae sobre el campo, esos corazones muertos laten despacio, el mundo es gris y silente, crece en los corazones la nostalgia, como una flor de espinas interminables, nace en los corazones de los hombres, de todas las parejas ese gris sentimiento, la melancolía nos invade, llega con la lluvia y crece en el pecho, la melancolía nos invade.

Aquello que nos seguia

  Desde niño siempre me senti atraido por las historias de fantasmas, los videos de aparecidos y peliculas de terror eran mi pasatiempo favorito, asi como una vieja Kodak con la que recorria mi colonia visitando solares baldíos y casa abandonadas buscando buenas tomas.

Cuando tenia 11 años conoci a un chico que volvio mi mejor amigo, su padre eran vigilante en el cementerio de la ciudad por lo que siempre buscaba la forma de salir con este chico y que su padre nos dejase entrar al cementerio, cabe decir que el señor era un alcoholico y pasaba la mayor parte del dia con resaca o ebrio.

Una noche me las arregle para que mis padres me dejasen quedarme a dormir con mi amigo, asi podriamos entrar de noche al cementerio mientras su padre dormia en su estacion, como era de esperar al cerrar el cementerio por la tarde el hombre empezo a beber y nos envio a casa, pero obviamente no lo hicimos nos escondimos arriba de un árbol esperando que se encerrase en su estacion, pasado un rato bajamos para tomar fotos aprovechando la luz crepuscular y nos dirigimos a la parte mas alejada de la entrada una zona donde se encuentran las tumbas mas antiguas.
Hacia tiempo mi padre me conto que en alguna parte del cementerio existia un pozo con una estatua de un angel muy hermosa mi intencion ese dia era intentar llegar a ella, ese fue mi gran error.

Mi amigo decia que su padre nunca le dejaba acercarse a esa zona por lo que el no la conocia apesar de conocer casi todo el cementerio, despues de andar un rato llegamos a una parte donde la hierba cubria las lapidas el sol ya se habia puesto y nos guiabamos con unas lamparas ya ni podria tomar mas fotos pero al menos queria ubicar la estatua.

Mi amigo comenzaba a ponerse nervioso decia que sentia una mirada tras suyo por lo nos detuvimos un momento solo vimos las hierbas moverse por el viento, de pronto escuchamos un chillido de entre las hierbas mi amigo corrio a investigar y yo tras el, encontramos bajo un árbol un pequeño perro enredado en una especie de hierba con espinas gruesas mi amigo lo libero con su navaja y huyo hacia el monte, decidimos volver a casa pues su lampara ya no tenia bateria y la mia comenzaba a menguar, el cielo estaba nublado y la sensacion de que la oscuridad nos tragaba era inmensa.

Ahora yo sentia esa mirada detras nuestro e incluso me parcia escuchar como si alguien caminase detras nuestro intentando no hacer ruido, nos detubimos y cuendo intente enfocar mi linterna hacia el monte detras nuestro esta se apago dejandonos completamente a oscuras de pronto escuchamos algo acercarse rápidamente se arrastraba como si de una inmensa y pesada serpiente se tratase, nos dimos la vuelta y echamos a correr, en eso mi amigo tropeso me detube al oir su grito y voltie para verlo que habia pasado como se veia nada tome una foto para intentar ver con el flash de la camara, nunca olvidare esa imagen mi amigo esta en el piso intentando alcansarme con su mano mientras una extraña enredadera cubria su cuerpo y justo en ese instante en que se disparaba la foto aquello lo arrastro hacia el monte, grite, solte mi camara y corri lo mas rapido que pude hasta llegara la estacion de vigilancia, toque hasta su padre salio le conte lo sucedido y del susto se le bajo la embriagues, llamo a la policia y me envio a casa en la patrulla.

No volvi a ver mi amigo ni a su padre, años mas tarde me entere que el señor se suicido unos dias despues del incidente y nunca encontraron los restos de mi amigo y aquello que nos seguia…

domingo, 25 de octubre de 2015

Hyrule Warrior

gotas de lluvia caen en la oscuridas,

viento gelido y sombrio invade mi hogar,

tomo mi espada vendecida y me despido de mi amor,

un reino que cae en decadencia tras la sombra del rey del mal,

mi tunica verde herencia de mi linaje,

escudo hyliano para no olvidar mi patria,

hoy peleo por ti mi tierra bendita,

por tu vasto lago de aguas celeste,

por las montañas nevadas y tu inmensa pradera,

peleo por los hombres que la habitan

y por mis tres Diosas que nos cuidan

Cafe

Despierta al nuevo dia, como un girasol que levanta sus petalos, su mente se inunda de recuerdos grices, mientras mira por la ventana, la suave lluvia le recuerda sus caricias, en aire hay dulce aroma, el mismo sabor de sus labios al besarlo, ella recuerda sus besos al despertar, como al primer rayo de sol le acariciaba, ese café de las mañanas juntos, ello lo extraña, su mente no la deja olvidarlo, su casa esta plaga de recuerdos, crueles fantasmas que vuelven grices sus dias, tras la ventana la lluvia se aleja, tenues rayos de luz rompen las nubes, pero ese aroma no se aparta, su recuerdo estan necesario, como el café de sus mañanas.

sábado, 24 de octubre de 2015

Noche Eterna

No puedo dormir esta noche , No mientras la luna no ilumine el cielo, No puedo descansar esta noche, No mientras las sirenas canten mi nombre, Y veo tu rostro inmerso en la noche, Y te veo acariciando mi rostro, Las noches son mas largas aunque no puedo dormir, Quiero volverme un fantasma y unirme a la niebla, O al menos sentirme vivo.

Escucho la voz de un angel mentiroso, Que rie mi tragedia, No puedo dormir esta noche, Puesto que temo a la oscuridad, Te veo allí, en la esquina de mi alcoba, Y me dices tu nombre, y me pides mi mano, Y no se que decir, Susurro un te amo, opacado por el bello tono de tu voz, No puedo dormir y la noche es eterna, Quiero volar con el viento y caer con la lluvia, O al menos sentirme vivo.

Soy liquido pues me vuelvo llanto cada noche, Las noches son eternas ya que estas a mi lado, No puedo dormir esta noche, puesto que los lobos me llaman, Y las sirenas lloran por verme a tu lado, Pero yo solo quiero dormir en tu pecho, Los ángeles caen y congelan el tiempo esta noche, Esta noche eterna en que quiero descansar, O al menos sentirme vivo….

Ojitos Tiernos

Para Santi.

Te siento a mi lado, Los latidos de tu corazon, Tu respiración tranquila, Te tengo conmigo.

Acaricio tu pelo, Tan frágil y tierno, Te duermo en mis brazos

Ojitos tiernos que cambian mi día, Una sonrisa todas mis mañanas, Te tengo a mi lado Mi pequeño, mi hijo

Sonríes al verme, Duermes conmigo, No ahí amor mas grande en la vida Que tenerte en mis brazos

Aún que seas el segundo, El amor es tan nuevo, Mis ojitos tiernos, mi sonrisa hermosa.

Demencia

Puedo oirlos, sus voces como cuchillos puedo sentirlos, sus manos frias Me rodean y me marean con sus palabras,

Dicen tu nombre, dicen el mio los ecos, !los ecos! Caen sobre sus recuerdos,

Puedo oirlos susurrando en mi oido, Me convencen de lo que me digo Puedo sentirlos empujandome hacia la ventana

Tus recuerdos me atormentan Undiendome en la oscura demencia

viernes, 23 de octubre de 2015

Arbol

¿Has oído cantar al viento?, ¿has visto llorar la lluvia? ¿has caminado alrededor de ese árbol? Aquel árbol que sostiene el cielo.

Brillara la luna iluminada por tu sonrisa, y cantaran las aves tu canción de cuna, ¿caminaras conmigo alrededor de ese árbol?

Te regalo esta rosa, bañada de eternidad, Te regalo este corazón lleno de ternura, Sientate a mi lado y seré tuyo al atardecer.

Esas lágrimas nutren la tierra, Confía en mi, y las estrellas guiaran tu camino, Seré tu compañero, juntos veremos la eternidad, Veremos pasar el sol por este cielo infinito, Y vaciaremos juntos la luna llena.

Sientate conmigo, a la sombra de ese árbol, Y hablaremos en poesía, y pinturas serán nuestras memorias, Esculpiremos un mundo mejor, Compondremos la sinfonía de un amor, La niebla sera tu velo.

Y juntos develaremos el misterio de la vida, Y con besos alcanzaremos la pureza, Tendremos sueños con gotas de rocío, Destruiré la oscuridad con tus diluciones.

Sientate conmigo bajo este gran árbol, Y te regalaré la eternidad, el amor, Y este cielo infinito.

Eco (KG)

Un eco suena en la oscuridad, una dulce voz para mis noches insomnes, como estrella fugaz que ilumina mi cielo, mientras me arrastro entre sabanas frias, busco tu rostro en mis recuerdos, tu voz suena como eco en mi cabeza. Cual súcubo profano posees mi alma, hipnotizado sigo tu voz en la oscuridad, callendo en la red de tus labios rojos, ahogado en el profundo mar de tus ojos. Un eco suena en mi noche silente, es tu dulce voz que me llama, tu dulce voz que me embriaga, ese sonido que es mi ultima nana, tu voz resuena en mis pensamientos, como un eco dulce y perfecto